La Vitamina «N» y Cableado Cerebral

La Vitamina «N» y Cableado Cerebral

La Naturaleza es el conector primordial: es nuestro primer hogar de origen.  Nuestros genes se desarrollaron durante millones de años con influencias de la naturaleza, así que no es de extrañar que pasar tiempo en contacto con ella nos haga bien. Distanciarnos de la naturaleza agudiza el síndrome de desconexión y nos aleja del bienestar y de nuestras raíces evolutivas. Pasar tiempo en contacto con ella es una de las cosas más fáciles que se puede hacer para mantenerse sano y feliz.

Entre otros beneficios, la naturaleza nos desestreza, disminuye la inflamación y aumenta las conductas empáticas. En términos generales ayuda a reconfigurar el cableado del cerebro para que tengamos mejor salud, mayor capacidad de concentración y satisfacción a largo plazo. La naturaleza ofrece un antídoto original a la ajetreada y estresante vida moderna. Así es como la naturaleza combate el síndrome de desconexión.

La naturaleza no solo nos rodea: somos naturaleza. Nuestros cuerpos son microcosmos del vasto ecosistema en el que habitamos. No sólo nuestra composición celular y hasta ADN reflejan la perfección de la Madre Naturaleza, sino que también albergamos a billones de organismos benéficos que viven dentro de nosotros y encima de nosotros, instalados en nuestros propias células. Estos microbios diminutos han aprovechado el viaje desde hace millones de años.

Es indispensable que reconozcamos la belleza, la imponencia y el potencial saludable inherente al mundo natural que habitamos. ¡Es hora de contagiarnos de ambiente natural!

Deja un comentario